Abogados penalistas - crueldad con los ninos

abogados penalistas chelmsford reino unido

Abogados penalistas - CRUELDAD CON LOS NIÑOS Canterbury Reino Unido Derry Reino Unido Catania Italia abogado defensor Rivas-Vaciamadrid españa poder Italia Crotone Italia Aubervilliers Francia Clichy francia epinay-sur-Seine Francia Muri bei Bern Suiza Val-de-Travers Suiza Neustadt an der Weinstrabe Alemania Courbevoie Francia

-Abogados penalistas - CRUELDAD CON LOS NIÑOS francia Ecublens suiza Ajaccio francia evreux francia abogado defensor Los angeles estados unidos Celle alemania Neub alemania tribunales internacionales crímenes políticos Alejandría Italia Santa Lucía de Tirajana españa Fiumicino Italia Ahlen alemania abogado penalista Mulhouse francia Elda españa Cuenca españa

¿Ha sido acusado de crueldad con los niños?

Intentar defenderse contra una acusación de crueldad hacia los niños puede ser sumamente difícil, especialmente si se trata del testimonio de un niño. Además, los medios de comunicación colocan una fuerte connotación negativa en los cargos relacionados con la crueldad infantil, lo que puede hacer que parezca imposible luchar contra el cargo. Sin embargo, nuestro equipo de Abogados especialistas en Crueldad con los Niños está aquí para ayudarlo. Un cargo no es lo mismo que una condena, y nuestros abogados se asegurarán de que recibas la mejor defensa posible.

abogados penalistas iserlohn alemania

-asistencia detenidos Cava de Tirreni Italia Volketswil suiza Opfikon Suiza Palencia españa abogado penalista Chambery Francia Locarno suiza Brugg suiza Kusnacht Suiza Zurich Suiza Cambridge Reino Unido Monthey Suiza Stafa Suiza Manresa españa Neuhausen am Rheinfall Suiza Besancon Francia Burgdorf Suiza Freienbach Suiza Linares españa Duisburg alemania Catanzaro Italia asistencia detenidos Menden alemania Wallisellen Suiza Oftringen Suiza Francia francia Nuremberg alemania Melilla españa San Bartolomé de Tirajana españa Saint-paul francia Marano de nápoles Italia Beauvais Francia Herculano Italia

Ley sobre la crueldad con los niños

La crueldad hacia los niños se divide en tres grados diferentes. La crueldad de primer grado hacia los niños ocurre cuando un padre, tutor u otra persona que supervisa a un niño menor de 18 años priva voluntariamente al niño del sustento necesario en la medida en que se ponga en peligro el bienestar del niño. Además, la crueldad hacia los niños en primer grado incluye cuando una persona causa maliciosamente a un niño menor de 18 años de edad o dolor físico o mental excesivo.

La crueldad de segundo grado hacia los niños ocurre cuando una persona con negligencia criminal causa a un niño menor de 18 años de edad o dolor físico o mental excesivo.

abogados penalistas zagreb croacia

La crueldad de tercer grado hacia los niños ocurre cuando:

• Una persona, el agresor principal, permite intencionalmente que un niño menor de 18 años sea testigo de la comisión de un delito grave, agresión o agresión con violencia familiar. o:

• Una persona, el agresor principal, que tiene conocimiento de que un niño menor de 18 años está presente y ve o escucha el acto, comete un delito forzoso, agresión o agresión con violencia familiar.

¿Qué tiene que ser probado para ser condenado?

abogados penalistas viareggio italia

Para ser declarado culpable de crueldad hacia los niños, la Corte debe probar que el acusado es culpable más allá de toda duda razonable. Además, debe haber evidencia que establezca la edad del niño, que el niño o los niños sufrieron dolor físico o mental, que el dolor fue cruel o excesivo, que el acusado causó el dolor y que el acusado actuó maliciosamente al cometer el delito.

Pena por una condena por crueldad a los niños

La pena por ser condenado por crueldad de primer grado a los niños es una pena de prisión de entre cinco y veinte años. Será tratado como una condena por delito grave. La crueldad de segundo grado hacia los niños conlleva las consecuencias de una pena de prisión de entre uno y diez años y también es una condena por delito grave.

Por último, la crueldad hacia los niños en tercer grado puede clasificarse como un delito menor o un delito grave. La primera o segunda condena será tratada como un delito menor. El castigo incluirá un período de confinamiento y una multa. Tras una tercera o posterior condena de crueldad en tercer grado, el acusado será culpable de un delito grave. La multa incluirá una multa entre $ 1,000.00 y $ 5,000.00 y encarcelamiento entre uno y tres años. Un acusado podría recibir pena de prisión, una multa o ambas cosas.

abogados penalistas torrente españa

Crueldad a las defensas de los niños

Las acusaciones son falsas: si bien esto puede parecer trivial, las acusaciones falsas de abuso infantil ocurren, y es importante saber cómo presentar evidencia que demuestre esto. Las falsas acusaciones tienden a surgir cuando hay relaciones extenuantes como en familias mezcladas o cuando hay una batalla difícil por la custodia de los hijos.

-abogados derecho penal Lübeck Alemania Gloucester Reino Unido Goppingen alemania Elche españa Saint-Maur-des-Fobes Francia Copenhague Dinamarca Zug suiza Norderstedt Alemania Aarau Suiza Santa Coloma de Gramenet españa Grosseto Italia Pordenone Italia San quintino francia Stoke-on-Trent Reino Unido Fano Italia Barakaldo españa Sheffield Reino Unido Abu Dhabi Emiratos Arabes Unidos Problemas de alto perfil tortura abogado penalista Lancy Suiza Padua Italia Munchenstein Suiza

Fue un accidente: los niños se lesionan todo el tiempo, y si la lesión no se produjo por imprudencia o negligencia grave, entonces usted podría tener una defensa. Un ejemplo podría incluir golpear accidentalmente la mano de un niño en la puerta o empujar a un niño en su bicicleta, y terminan cayéndose.

abogados penalistas nancy francia

Derecho de los padres a la disciplina: Los padres tienen derecho a discipular a sus hijos y pueden elegir disciplinar a su gusto. Sin embargo, el Tribunal ha decidido que el castigo debe ser razonable y no causar lesiones corporales. No hay una línea clara que el Tribunal utilice para determinar si la amonestación es racional, sino que se decide caso por caso.